El desencanto.

Acabo de terminar de ver esta película de Jaime Chavarri, que hacía años que no caía en mis manos. La decadencia, la familia, la locura, las drogas, los demonios personales, el fin de la inocencia, los rencores, las cuentas pendientes, el ingenio desmedido, la inteligencia “fracasada”, el aislamiento, la incomunicación, los reproches, el hastío, las frustraciones, las envidias, los fracasos, los éxitos, las soberbias, los iluminados, las idioteces, el regusto amargo de una época mediocre, el querer y no poder, etc, tienen cabida en esta maravillosa película. La familia trapisonda en versión intelectual: los Panero.

La película al completo, gracias al buen hacer de Cristina.