La familia en Navidad

(En el jardín de la casa)

Junon: ¿Estás bien?

Henri: Sí.

Junon: Toma. (Le pasa un cigarrillo)

Henri: Gracias.

Junon: Sigues sin quererme, ¿eh?

Henri: Nunca te he querido.

Junon: Yo a ti tampoco.

No he sido una buena madre.

Henri: No.

Junon: He querido un poco a tus hermanos pero menos que a tu padre.

Henri: Abel adora a Elizabeth. A los dos chicos…

Junon: Yo también estaba enamorada de ella.

Tal vez haya querido también a Iván porque era tan feo de niño… Yo también lo era.

Henri: ¿Tú? ¡No!

Junon: Sí.

Henri: ¿Y yo?

Junon: ¿Tú?

Henri: Cuando nací.

Junon: De bebé, ya no sé. No lo recuerdo. ¿Tú me recuerdas?

Henri: Sí, recuerdo cuando murió tu hermano. ¿En qué año fue?

Junon: En el 71.

Henri: En esa época sí te quería. Estabas sentada en la veranda. Me senté en tus rodillas. Recuerdo tu vestido, beis, como de terciopelo. Trepé… Sí, creo que entonces te quería.

Junon: Tenías 3 años. 
¿Y después?

Henri: La guerra.

Junon: Total.

Henri: Pero he ganado yo.

Junon: Aún no, hijo mío.

Henri: Perdona, pero tienes una mielodisplasia y yo estoy como un roble. Y vas a necesitar mi médula.

Junon: Serás pretencioso… Tu sobrino es compatible.

Henri: ¿Paul? ¿El chalado? ¿Bromeas? Es gilipollas perdido.

Junon: Eso lo dices tú.
Pues sí, soy compatible con mucha gente. Soy una mujer de carácter abierto, la gente aprecia mi compañía. Hasta mi nieto, al que apenas conozco, es compatible conmigo. Tú estás sólo y yo soy muy popular.

Henri: Y no excluyes encontrar otros donantes.

Junon: Me desagrada que me inyecten esa cosa blanca. Que encima saldrá de ti. Puede cambiarte el grupo sanguíneo.

(volviendo a la casa)

Junon: Mi pequeño judío.

Henri: ¿Por qué dices eso?

Junon: Porque lo eres.

Henri: Justo donde duele.

Junon: ¿Qué?

Henri: Sí, donde duele cuando te das un golpe. Encima del radio. Andrée lo llamaba “el pequeño judío”. El olécranon.

Junon : Tenía un hijo cristiano y te has convertido en judío.

Henri: No sé. Pero no me llames así con tu tufillo antisemita.

Junon: Mi guapo judío.

Henri: Soy el único que sigue siendo católico.

Junon: Y un poco judío.

Mathieu: No.

Junon: Buenas noches.

Henri: Buenas noches.

“Un cuento de Navidad” (2008) de Arnaud Desplechin, que hasta este diálogo prometía y después se fue cayendo a pedazos.