London Circus

Eso es lo que parece Londres el fin de semana: un circo. Si durante la semana parece un cementerio, gente que camina sin voluntad, caras amargadas en el metro, violencia y agresividad contenidas, vidas grises cuyo único motor es trabajar como posesos para pagar recibos y ahorrar un poquito para esos viajes que dan fotos “interesantes” con las que molestar a los amigos y dejar claro que uno tiene algo parecido a una vida… el fin de semana la gente se transforma para ser partícipes de ese circo en el que se convierte este pueblecito. Bueno, las prohibiciones siguen patentes: circule por la izquierda, no beba en esta zona, no use su mp3 muy alto que molesta al vecino y demás.

Ayer me disponía yo a salir de fiesta pero finalmente decidí darme un garbeo por todos los ambientes. Lo primero que me encontré es una troupe de señoritas del buen vivir subidas a un camioncito que paró el tráfico en una de las calles paralelas a Oxford Street. Las señoritas en cuestión montarón su espectáculo promocional mientras eran retratadas por multitud de cámaras, de profesionales y no tan profesionales. Cuando unas chicas ligeras de ropa se paran en la calle, el uso de móviles y cámaras digitales se dispara entre la población masculina. La curiosidad me hizo acercarme ya que creí que podría tratarse de Paris Hilton y amigas pero no tuve esas mala suerte.

Después de esto, me pasé por el Soho (epicentro gay por excelencia) y recorrí bares gays, candy, etc. En uno de ellos la portera tenía más barba y cuerpo que mi difunto padre. Estereotipos y tópicos por doquier pero no se puede esperar más de una ciudad tan tópica y reflejo del nuevo capitalismo.

Durante el paseo por Leicester Square pude encontrarme con los representantes de todas las tribus urbanas: victorias posh, punkis, góticos, turistas despistados, españoles con grandes bozarrones, italianos pesados, franceses elitistas, japoneses alucinados al ritmo de flash, gente en busca de polvitos de la felicidad, intelectuales buscando tema para sus libros, escritores desilusionados, nuevos enfants terribles, calentorras, divorciadas demasidado jóvenes para quedarse en casa pero no tanto para jugar a ser adolescentes, inglesitos dando rienda a sus malos hábitos y su búsqueda de gresca… Todo ello aderezado por tirados y gente durmiendo en la calle. De entre ellos destaco a un “subnormal” (no me cabe otro calificativo), un borracho que tenía en su regazo a un rottwailler dormido y con chupete.

Todo eso me lleva a recuperar una canción de Sabina de su disco Física y Química. Seguramente él también se quedó de convidado de piedra analizando lo que pasaba a su alrededor.

Nietos de toreros disfrazados de ciclistas.
ediles socialistas, putones verbeneros.
peluqueros de esos que se llaman estilistas.
musculitos, posturitas, cronistas carroñeros,
divorciadas calentonas con pelo a lo madonna,
trotamundos fantasmas, soplones de la pasma
pintorcillos vanguardistas, genios del diseño
camellos que te pasan papelinas contra el sueño
marcadores de paquete en la cola del retrete
escritores que no escriben, vividores que no viven,
jet de pacotilla, directores que no ruedan,
mas chorizos que en revilla con corbatas de seda,
muera la locura, viva el trapicheo,
tontopollas sin cura, estrategas del magreo.
petardeo de terraza, pasarela, escaparate,
archy, joy, stella, ¿como vais de chocolate?
tiburones de la noche con telefono en el coche y con fax.
caballeros en oferta, señoritas que se quieren casar.
caraduras, obsesos, gualtrapas, lameculos.
azafatas de congreso del brazo de sus chulos.
superman en camiseta, y en la pista dando brincos
la coleccion de tetas que hacen bulto en telecinco.
mulatonas caribeñas que ponen a la peña de pie
blancanieves en trippie, amor descafeinado.
cenicienta violando al principe encantado.
cicerones de la ruta del mal.
mercachifles del vacio total.especialistas en nada,
inventores del tbo
julietas demacradas que no encuentran a romeo.

estaban todos menos tú
todos menos tú
y yo marcando el 369 22 30
como un idiota para oirte
el contestador que te has largado de madrid.

y una tribu de repatriados de ibiza,
que dejaron de ser hippies, pero no de ser palizas,
filosofos con caspa, venus oxidadas,apostoles del sida, lengua envenenada,
motoristas hitlerianos con guantes en la mano.
guitarristas de loquillo, kubalas de banquillo.
doctores en chorradas, triunfadores con mosca,
yuppies que esta temporada no se comen una rosca.
equilibristas del tedio, un gorila armando gresca en el bar.
vampiros al asedio de sangre fresca para chupar.
paparazzis, reinonas, skins, perdonavidas.
y un notario de pamplona que viene a la movida,
muertos que no se suicidan, niñatos, viejos verdes.
y un cuñado de una querida del marques de villaverde.
pinchadiscos que te dejan k.o.con la cosa del bacalao
morenazos de balcon y rayos u.v.a.
futurologos borrachos como cubas
un tal pepe que te puede contar
doce mil de lepe sin respirar.
naricillas de saldo, tabiques de platino
y un psicologo argentino mostrandote el camino.

todos menos tú,
todos menos tú
y yo marcando el 369 22 30
sin escuchar lo que me cuentantodos menos tu
todos menos tú
y yo mas triste que un pingüino en un garaje
como un borron en el paisaje de la multitud
de todos menos tú
y yo marcando el 369 22 30
sin escuchar lo que me cuentan
todos menos tú
y yo con manchas de carmin en la memoria
igual que un perro en el tejado de mi juventud
entre todos menos tú
y yo marcando el 369 22 30
pasando de lo que me cuentan
todos menos tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.