Sucesos

SUCESO VIII

A veces soy la voz del otro lado del teléfono,
a veces un aliento,
una ciudad enorme donde te encuentro a veces,
por supuesto una fecha,
un saludo que cruza el cielo velozmente,
dos ojos que te miran,
un café que te espera después de la llovizna,
una fotografía, una mano en tu mano
desesperadamente, una canción, etc.

Y siempre o casi siempre
nomás ese silencio,
donde solés colgar tus prendas íntimas.

Jorge Boccanegra, Servicios de insomnio.