Raíces

En el mundo político es especialmente relevante un tipo de organización-que tiene un objetivo muy concreto: hacerse con el poder dentro del partido y conseguir que el partido alcance el poder estatal. Esto da lugar a confusas dramaturgias, con frecuencia ignoradas por los ciudadanos, que quedan excluidos de un proceso que va a determinar sus opciones de voto. A través de maniobras internas, en las que juegan toda suerte de intrigas, compromisos, promesas, amenazas, alguien se hace con la dirección, inmediatamente nombra a las personas que decidirán las listas electorales, entre las cuales tendrá que elegir el ciudadano. Se consuma así una trágala partidista que afecta decisivamente a la representatividad democrática. Aún no está lejos el triste espectáculo que dio el presidente Aznar deshojando la margarita de su sucesión, mientras los aspirantes esperaban con la respiración contenida ser designados por el dedo supremo.

José Antonio Marina, La pasión del poder.