Interior

(En paz, en paz con la calle y la niebla.
Suya es la guerra.)

Junto a la luz, la tiniebla escogida.
¡La noche es mía!

¿Toda la sombra nació del piano?
Ese eco opaco…

¡Dulces silencios!: a veces se habla
Solo en voz alta.

La soledad, tan aguda, reserva
La biblioteca.

¡Todo extraviado en estantes oscuros!
¡Mío es el mundo!

Jorge Guillén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.