Aquella mitad

Porque lo cierto es que, a la vez que uno es consciente de sus posibilidades, o de su probable duración, estamos instalados en la vida de tal manera que se nos hace muy costoso abandonar la idea a la que estamos acostumbrados, a saber: la de que tenemos siempre, si no todo, mucho tiempo por delante; y de que lo pasado, lo que ya admite sólo el recuerdo, puede ser otra cosa que —indefinidamente— la mitad, «aquella mitad».
Javier Marías, Aquella mitad de mi tiempo.

El lugar de los valores Morales en la economía

Los resultados de la crisis están siendo sin duda devastadores para una gran parte de la humanidad. Basta con leer la prensa o escuchar las noticias diarias en radio, televisión, o acceder a través de internet, para tomar consciencia de que el sufrimiento humano es inmenso en distintos lugares de la tierra, desde las hambrunas de África, que acaban con cientos de miles de vidas de niños y adultos, pasando por las guerras ligadas a las fuentes de energía, el endeudamiento de países supuestamente desarrollados, el crecimiento del paro en esos mismos países, el aumento de una inmigración dispuesta a perder la vida en su intento por mejorarla y el imparable expolio del planeta.

En la llegada de este mundo dolorido y complejo ¿ha tenido algún papel la falta de determinados valores morales y tratar de encarnarlos podría ayudar a construir sociedades más justas? La respuesta a estas cuestiones no puede ser sino afirmativa sin ningún género de dudas.

A mi juicio, posibles causas éticas de esta situación han sido la crisis generalizada de confianza, provocada por la falta de transparencia en las prácticas bancarias, que dispersaron el riesgo en productos opacos, llevando a una desconfianza generalizada, cuando la confianza es el principal activo sobre el que descansa tanto la legitimidad como el funcionamiento del mundo financiero, empresarial y político, el principal «recurso moral» con el que pueden contar la empresas para generar reputación; el fallo en los mecanismos de regulación y control, que son el complemento necesario de la confianza; la falta de profesionalidad por parte de quienes actuaron por incentivos perversos y no por los valores de su profesión tanto en las entidades financieras como en las empresariales, cuando esas actividades se legitimaban por proporcionar a las gentes bienes y servicios de calidad y a un precio razonable, a través de ese mecanismo moderno que es el mercado y también de esa motivación, asimismo propia del mundo moderno, que es el afán de lucro, pero un lucro que se consigue mejor intentando atender a las expectativas legítimas de todos los afectados por su actividad; el fracaso de determinados modelos de vida consumista que aconsejan llevar a cabo conductas imprudentes e irresponsables a políticos. Empresarios y ciudadanos y, por último, la maldición del cortoplacismo, la necesidad de tomar decisiones a corto plazo, de tomar decisiones rápidas, que apenas deja tiempo para la reflexión, menos aún para decidir anticipando el futuro, cuando precisamente la celeridad de los cambios exige estar «bien entrenado», tener los reflejos preparados para tomar buenas decisiones, y diseñar iniciativas de largo aliento, no limitadas al aquí y ahora. Y no sólo en el mundo empresarial, sino especialmente en el político. El hecho de que los partidos en el gobierno dispongan de cuatro años para desarrollar sus programas y que en realidad no persigan durante ese tiempo sino ganar de nuevo las elecciones , desplaza las reformas estructurales (sistema educativo, mercado laboral, productividad), tan necesarias según todos los especialistas, ad calendas graecas.

Naturalmente, ante un elencos de olvidos se impone la pregunta «¿qué hacer?» y la primera respuesta consistiría en decir que se hace necesario instaurar la transparencia, generar confianza a través de la reputación bien ganada, controlar sin oprimir e intentar que no paguen la crisis los más débiles, formar buenos profesionales que se sepan al servicio de las personas, optar por modelos de vida justos, forjarse un carácter, un êthos organizativo dispuesto a buscar el beneficio de forma prudente y justa: es decir, tratando de crear una buena sociedad, que es lo justo, y además la forma prudente de lograr beneficio.

Es una necesidad vital reflexionar sobre qué valores o qué falta de valores han incrementado el nivel de injusticia y sufrimiento y sobre cuáles queremos encarnar en la vida personal, pero también en las actividades políticas, económicas o sociales y en las organizaciones e instituciones que les sirven de plataforma.

La ciencia económica no puede excluir los valores de su tarea, sino que se ve obligada a reconocerles el lugar que les corresponde: no puede aferrarse al modelo mecanicista de ciencia, sino optar por el de una ciencia humana, de la que forman parte las decisiones de agentes humanos con capacidad de valorar. Y es urgente optar por los mejores valores.

Adela Cortina para Claves de la razón práctica, n° 217.

Sucesos

SUCESO VIII

A veces soy la voz del otro lado del teléfono,
a veces un aliento,
una ciudad enorme donde te encuentro a veces,
por supuesto una fecha,
un saludo que cruza el cielo velozmente,
dos ojos que te miran,
un café que te espera después de la llovizna,
una fotografía, una mano en tu mano
desesperadamente, una canción, etc.

Y siempre o casi siempre
nomás ese silencio,
donde solés colgar tus prendas íntimas.

Jorge Boccanegra, Servicios de insomnio.

De nicotina y otros demonios

Esta realidad no es del todo conocida. El fumador cree que fuma porque le «gusta», «quiere», le «da placer» o «no puede dejar». Muchos ni se atreven a considerar la posibilidad  de abandonar el cigarrillo porque tienen miedo, o están convencidos de que no van a poder lograrlo. Como intentaron varias veces y reincidieron, se sienten incapaces, en inferioridad de condiciones. Están equivocados. Son adictos a la nicotina y hasta el momento no han conseguido superarlo.

El camino que hay que recorrer es casi inverso:

1. Primero hay que enfrentar el temor al fracaso y aceptar que lo que le pasa a cada uno es muy parecido a lo que les sucede a los demás. Desnudar sentimientos y fantasmas para reconocer las limitaciones propias y empezar a prepararse mentalmente para deja de fumar sin sufrir.

2. Asumir y tomar conciencia de que la verdadera enfermedad es la adicción: nadie es culpable de ser adicto y cualquiera se puede recuperar con ayuda.

3. Informarse sobre los mecanismos de la adicción, ese enemigo íntimo. El síndrome de abstinencia que provoca la falta de cigarrillo se puede contrarrestar con medicación específica. Entre los siete y los diez días después de haber dejado el cigarrillo, los neurorreceptores que piden nicotina se «archivan» y dejan de reclamar la droga. Esto reduce notablemente lis síntomas y el aspecto fisiológico de la adicción queda totalmente controlado. Desaparece el «hambre» de nicotina.

4. Informarse sobre las ventajas de encarar un tratamiento para dejar de fumar.

5. Tomar la decisión y dejar efectivamente. Luego, comenzar a comprobar los beneficios, tanto a nivel físico como emocional.

6. Mantenerse siempre alerta, en guardia, para evitar reincidencias. Esto es algo más que estar atentos o «recordar» permanentemente que no se fuma. Implica la «construcción» de un estado de alerta constante para evitar recaídas.

La decisión de dejar de fumar tiene que ser meditada y razonada; lo primero que interviene es el conocimiento: qué tengo, cuál es mi vinculo actual con el cigarrillo, para qué lo usé en in principio, para qué me sirve hoy.

Carola Sainz y Susana Reiznik, El placer de no fumar…nunca más.

Sticklers

Everyone one looks, there are signs of ignorance and indifference. What about that film Two Weeks Notice? Guaranteed to give slung along the sides of buses in letters four feet , with no apostrophe in sight. I remember, at the start of the Two Weeks Notice publicity campaign in the spring of 2003, emerging cheerfully from Victoria Station(was I whistling?) and stopping dead in my tracks with my fingers in my mouth. Where was the apostrophe? Surely there should be an apostrophe on that bus? If it were «one month’s notice» there would be an apostrophe (I reasoned); yes, and if it were «one week’s notice» there would be an apostrophe. Therefore «two weeks’ notice» requires an apostrophe! Buses that I should have caught(the 73; two 38s) sailed off up Buckingham Palace Road while I communed thus at length with my inner stickler, unable to move or, indeed, regain any sense of perspective.

Part of one’s despair, of course, is that the world cares nothing for the little shocks endured by the sensitive stickler. While we look in horror at a badly punctuated sign, the world carries around us, blind to our plight. We are like the little boy in The Sixth Sense who can see dead people, except that we can see dead punctuation. Whisper it in petrified little-boy tones: dead punctuation is invisible to everyone else- yet we see it all the time. No one understand us seventh-sense people. They regard us as freaks. When we point out illiterate mistakes we are often aggressively instructed to «get a life» by people who, interestingly, display no evidence of having lives themselves. Naturally we become timid about making our insights known, in such inhospitable conditions. Being burned as a witch is not safely off the agenda. A sign has gone up in a local charity-shop window which says, baldly, «Can you spare any old records» (no question mark) and I dither daily outside on the pavement. Should I go in and mention it? It does matter that there’s no question mark on a direct question. It is appalling ignorance. But what will I do if the elderly charity-shop lady gives me the usual disbelieving stare and then tells me to bugger off, get a life and mind my own business?

Lynne Truss, Eats, Shoots & Leaves.

Propuestas de Democracia Real Ya.

1. ELIMINACIÓN DE LOS PRIVILEGIOS DE LA CLASE POLÍTICA:

Control estricto del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos. Sanciones específicas por dejación de funciones.
Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, los años de cotización y el monto de las pensiones. Equiparación del salario de los representantes electos al salario medio español más las dietas necesarias indispensables para el ejercicio de sus funciones.
Eliminación de la inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción.
Publicación obligatoria del patrimonio de todos los cargos públicos.
Reducción de los cargos de libre designación.

2. CONTRA EL DESEMPLEO:

Reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural (es decir, hasta que el desempleo descienda por debajo del 5%).
Jubilación a los 65 y ningún aumento de la edad de jubilación hasta acabar con el desempleo juvenil.
Bonificaciones para aquellas empresas con menos de un 10% de contratación temporal.
Seguridad en el empleo: imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios, fiscalización a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podrían ser fijos.
Restablecimiento del subsidio de 426€ para todos los parados de larga duración.

3. DERECHO A LA VIVIENDA:

Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido.
Ayudas al alquiler para jóvenes y todas aquellas personas de bajos recursos.
Que se permita la dación en pago de las viviendas para cancelar las hipotecas.

4. SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD:

Supresión de gastos inútiles en las Administraciones Públicas y establecimiento de un control independiente de presupuestos y gastos.
Contratación de personal sanitario hasta acabar con las listas de espera.
Contratación de profesorado para garantizar la ratio de alumnos por aula, los grupos de desdoble y los grupos de apoyo.
Reducción del coste de matrícula en toda la educación universitaria, equiparando el precio de los posgrados al de los grados.
Financiación pública de la investigación para garantizar su independencia.
Transporte público barato, de calidad y ecológicamente sostenible: restablecimiento de los trenes que se están sustituyendo por el AVE con los precios originarios, abaratamiento de los abonos de transporte, restricción del tráfico rodado privado en el centro de las ciudades, construcción de carriles bici.
Recursos sociales locales: aplicación efectiva de la Ley de Dependencia, redes de cuidadores locales municipales, servicios locales de mediación y tutelaje.

5. CONTROL DE LAS ENTIDADES BANCARIAS:

Prohibición de cualquier tipo de rescate o inyección de capital a entidades bancarias: aquellas entidades en dificultades deben quebrar o ser nacionalizadas para constituir una banca pública bajo control social.
Elevación de los impuestos a la banca de manera directamente proporcional al gasto social ocasionado por la crisis generada por su mala gestión.
Devolución a las arcas públicas por parte de los bancos de todo capital público aportado.
Prohibición de inversión de bancos españoles en paraísos fiscales.
Regulación de sanciones a los movimientos especulativos y a la mala praxis bancaria.

6. FISCALIDAD:

Aumento del tipo impositivo a las grandes fortunas y entidades bancarias.
Eliminación de las SICAV.
Recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio.
Control real y efectivo del fraude fiscal y de la fuga de capitales a paraísos fiscales.
Promoción a nivel internacional de la adopción de una tasa a las transacciones internacionales (tasa Tobin).

7. LIBERTADES CIUDADANAS Y DEMOCRACIA PARTICIPATIVA:

No al control de internet. Abolición de la Ley Sinde.
Protección de la libertad de información y del periodismo de investigación.
Referéndums obligatorios y vinculantes para las cuestiones de gran calado que modifican las condiciones de vida de los ciudadanos.
Referéndums obligatorios para toda introducción de medidas dictadas desde la Unión Europea.
Modificación de la Ley Electoral para garantizar un sistema auténticamente representativo y proporcional que no discrimine a ninguna fuerza política ni voluntad social, donde el voto en blanco y el voto nulo también tengan su representación en el legislativo.
Independencia del Poder Judicial: reforma de la figura del Ministerio Fiscal para garantizar su independencia, no al nombramiento de miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial por parte del Poder Ejecutivo.
Establecimiento de mecanismos efectivos que garanticen la democracia interna en los partidos políticos.

8. REDUCCIÓN DEL GASTO MILITAR

De justicia.

A
Han actuado
0 personas
Nos faltan
0 firmas

Actúa ahora


Tu nombre
Tu apellido
Tu correo-e
Cód. Postal




Títulos.

Una selección de títulos curiosos por categorías.

They didn’t mean it. Unintentional double-entendre titles.

«Games You Can Play with Your Pussy»
«Enid Blyton’s Gay Story Book»
«Penetrating Wgner’s Ring»
«The Big Problem of Small Organs»
«Queer Doings in the Navy»

We have a book on it. Atonishingly specialized subjects.

«Why People move»
«Shoe Bottom Costing»
«Sodomy and the Pirate Tradition: English Sea Rovers in the Seventeenth Century Caribbean»
«Selected Themes and Icons from Spanish Literature: Of Beards, Shoes, Cucumbers, and Leprosy»
«The Foul and the Fragrant: Odor and the French Social Image»
«European Spoons before 1700»
«What to Say when You Talk to Yourself»
«The toothbrush: its Use and Abuse»
«A User’s Guide to Capitalism and Schizophrenia»
«How to Write While You Sleep»
«Cannibalism and the Common Law: A Victorian Yachting Tragedy»

Bad hair day.

«Philosophy of Red Hair»
«The Unconscious Significance of Hair»
«Pro Sacertodum Barbis»
«New Views on Baldness»

Dirty books.

«Dirt: A Social History as Seen Through the Uses and Abuses of Dirt»
«It’s a Gas! A Study of Flatulence»

The wonderful world of nature. Weird books on plants and animals.

«Fishes I Have Known»
«Do Snakes Have Legs?»
«Rats for Those Who Care»
«Fish Who Answer the Telephone»
«Did a Hen or an Egg Exist First?or, My Talks with a Sceptic»

In sickness and in heatlh. Medical oddities and sick titles.

«Cancer: Is the Dog the Cause?»
«The Itinerary of a Breakfast»
«My Prostate and Me»
«The Abuse of Elderly People: A Handbook for Professionals»
«Syphilis:or, A Poetical History of the French Disease»
«The Prostate: A Guide for Men and the Women Who Love Them»

Love, marriage and… Encounters, exotic and erotic.

«Literature of Kissing»
«Be Married and Like It»
«Stop in the Name of Love: Ejaculation Control for life»

Bizarre Books, Russel Ash & Brian Lake.