Buena educación.

Para mí la buena educación comienza cuando la gente se escucha y debate, no discute compulsivamente por llevar la razón.

Este fin de semana me han pasado un librito (para americanos) sobre bueno modales. Lo que me llamó la atención fue una selección de reglas de comportamiento en la sociedad victoriana (lo que uno no podía hacer)

1. No se ría de forma estrepitosa.
2. No lea cuando otros estén hablando.
3. No lea en voz alta si no se lo han pedido.
4. No hable cuando otros lean.
5. No escupa el tabaco o el chicle.
6. No se corte la uñas cuando esté acompañado.
7. No abandone la iglesia antes de que acabe el oficio.
8. No se ría o se dedique al cuchicheo en la casa de Dios.
9. No mire fijamente a un invitado.
10. No deje sin asiento a un invitado.
11. Respete a sus mayores.
12. No corrija a sus padres o mayores.
13. No acepte un regalo sin agradecerlo.
14. No sea el héroe de su propia historia.
15. No se ría de los errores de los demás.
16. No haga bromas sobre los que le acompañan.
17. No empiece a comer tan pronto como se siente a la mesa.
18. Escuche lo que le están diciendo.
19. No hable mientras alguien esté cantando o tocando un instrumento (estaría insultando a esa persona)

Uno de los capítulos recoge una serie de consejos sobre los países que se pueden visitar, sobre su cultura y maneas. Sobre España, me parece que se han quedado un poco atrasados y más, si tenemos en cuenta, que España tiene como patriminio la blasfemia. Yo la practico mucho en mis ratos libres.

España es un país muy religioso y muchos de sus habitantes se pueden sentir ofendidos si toma el nombre de Dios en vano.

Yo aún estoy esperando conseguir el tan ansiado Manual de urbanidad para señoritas de Pierre Loüys.