Artistas españolas.

The back rows of cinemas, the darker corners of parks and the doorways of streets such as Madrid’s Calle Echegaray, meanwhile, were the working places of women known as pajilleras, literally masturbators. The came equipped with a handkerchief and a vigorous wrist action. Some, according to Rafael Torres, would, for a little extra, sing a jota, a traditional folk-dancing song, while they performed their task.

Giles Tremlett, “Clubs and Curas” en Ghosts of Spain.

Mi primer meme.

En respuesta a la invitación de Cristina.

Pasos:
1. Toma el libro que tengas más cerca.
2. Ábrelo en la página 161.
3. Busca la 5ª frase (completa).
4. Cita la frase en el blog.
5. Pásalo a otros 5 blogs.

The art of always being right, Arthur Schopenhauer.

Bueno, pongo dos párrafos para darle sentido a esa quinta frase (en negrita).

A last trick is to become personal, insulting, rude, as soon as you perceive that your opponent has the upper hand, and that you are going to come off worst.

It consists in passing from the subject of dispute, as from a lost game, to the disputant himself, and in some way attacking his person.

Iba a usar el libro que estoy leyendo pero no lo tenía cerca 🙂

Sobre la traducción.

El destino -el privilegio y el honor- del hombre es no lograr nunca lo que se propone y ser pura pretensión, viviente utopía. Parte siempre hacia el fracaso y antes de entrar en la pelea lleva herida la sien.

Así acontece en esta modesta ocupación que es traducir. En el orden intelectual no cabe faena más humilde. Sin embargo, resulta exorbitante.

Escribir bien consiste en hacer continuamente pequeñas erosiones a la gramática, al uso establecido, a la norma vigente de la lengua. Es un acto de rebeldía permanente contra el contorno social, una subvención. Escribir bien implica cierto radical denuedo. Ahora bien; el traductor suele ser un personaje apocado. Por timidez ha escogido tal ocupación, la mínima. Se encuentra ante el enorme aparato policíaco que son la gramática y el uso mostrenco. ¿Qué hará con el texto rebelde? ¿No es pedirle demasiado que lo sea él también y por cuenta ajena? Vencerá en él la pusilanimidad y en vez de contravenir los bandos gramaticales hará todo lo contrario: meterá al escritor traducido en la prisión del lenguaje normal, es decir, que le traicionará. Traduttore, traditore.

“Miseria y esplendor de la traducción” en José Ortega y Gasset, El libro de las Misiones.

medium_Ortega_y_Gasset.jpg

Reflexiones de Ortega. Y como es habitual en sus escritos, hay que seguir leyendo hasta el final para ver a dónde quiere llegar.