De la amistad

AMISTAD A LO LARGO

Pasan lentos los días
y muchas veces estuvimos solos.
Pero luego hay momentos felices
para dejarse ser en amistad.
Mirad:
somos nosotros.

Un destino condujo diestramente
las horas, y brotó la compañía.
Llegaban noches. Al amor de ellas
nosotros encendíamos palabras,
las palabras que luego abandonamos
para subir más:
empezamos a ser los compañeros
que se conocen
por encima de la voz o de la seña.

Ahora sí. Pueden alzarse
las gentiles palabras
-ésas que ya no dicen cosas-,
flotar ligeramente sobre el aire;
porque estamos nosotros enzarzados
en mundo, sarmentosos
de historia acumulada,
y está la compañía que formamos plena,
frondosa de presencias.
Detrás de cada uno
vela su casa, el campo, la distancia.

Pero callad.
Quiero deciros algo.

Sólo quiero deciros que estamos todos juntos.
A veces, al hablar, alguno olvida
su brazo sobre el mío,
y yo aunque esté callado doy las gracias,
porque hay paz en los cuerpos y en nosotros.
Quiero deciros cómo todos trajimos
nuestras vidas aquí, para contarlas.
Largamente, los unos con los otros
en el rincón hablamos, tantos meses!
que nos sabemos bien, y en el recuerdo
el júbilo es igual a la tristeza.
Para nosotros el dolor es tierno.

Ay el tiempo! Ya todo se comprende.

Jaime Gil de Biedma. Las personas del verbo.

De médicos y cirujanos

A pesar de que ha evolucionado mucho esta cosa de la medicina, los médicos me dan cierto pavor ya sea por su mala educación o por su falta de formación. No sé si son los menos o los más (espero que los menos) pero lo que sí es cierto es que dan juego a chascarrillos y lugares comunes sobre su profesión. En concreto, me quedo con los de Melchor de Santa Cruz en su Floresta española.

Un hombre muy rico envió a llamar a un médico por un poquito de mala disposición que había tenido la noche antes. Venido el médico, tomóle el pulso, y, vista la urina, que era de sano, le preguntó:

-Señor, ¿coméis bien?
Respondió:
-Señor, sí.
Replicó:
-¿Dormís bien?
Respondió:
-Sí.
Dijo el médico:
-Pues yo os daré con que se os quite todo eso.

———–

Quiriendo un labrador que aprendiese su hijo oficio de carnicero, preguntó a un hidalgo de aquella villa, que era su amigo, con quién le pondría a aprender aquel oficio. Respondió el hidalgo:

-En este caso sería de parecer que le pusiésemos con el médico, porque mata lo más libremente que yo he visto

———–

Un mal pintor que nunca vendía obra que hacía, fuese a otro lugar, e hízose médico. Pasando por allí uno que le conocía, le preguntó cuál era la causa que andaba en hábito de médico, pues era pintor. Respondió:

-Quise tomar oficio que las faltas que hiciere cobije la tierra.

———–

Curando un cirujano a un pobre hombre que le habían dado una pedrada en un ojo que se le echó fuera, preguntó al cirujano:

-Señor, ¿perderé el ojo?
Respondió:
-No, que yo le tengo en la mano.

———–

Decía uno que los médicos eran como los halcones: que, si matan perdiz, valen treinta ducados; y, si ánades, cincuenta; y, si garzas, doscientos. Así los médicos: si matan villanos son tenidos en poco; y, si a gente de capa prieta, con más estimados; y, si matan a señores, a cien mil de partido.

———-

Curando un médico a su hijo, no mandaba darle jarabes, ni purga, ni sangría, mas de que se rigiese bien. Quejándose su nuera cómo no le hacía algunos beneficios como a los otros enfermos se suelen hacer, respondió el médico:

-Hija, la medicina tenémosla nosotros para venderla, mas no para usar de ella.

Esta maldad me la inspiró esta mañana un comentario de un usuario del mismo centro médico al que me ha inscrito el NHS.

XXXXX Medical Centre (also known as «XXXXX Clinic») is the kind of place that makes you really nervous going to see a doctor in the UK. Our experience has been disastrous with doctors and nurses so incompetent that it is, sadly, sometimes comical. Recently a nurse recommended to cure a quite serious infection by «drinking cranberry juice»… we ignored the advice, went to see a private doctor who immediately gave antibiotics as it was so bad! It is really frustrating as with the GP system in the UK you have to go through the local medical centre first before being able to see a real one if you have the chance of having a medical cover. Complete waste of time (and public money) for most of our visits. If you live (or move) in the area there are other options available worth looking at.

No puede asegurar que esto sea realmente cierto pero la cosa aquí no está para echar cohetes. De hecho, cuando me registré con ellos la revisión médica fue como… como nada, vamos. Aparte: los médicos no llevan bata blanca y eso no pinta bueno. Yo no quiero un colega, yo quiero un médico.

Acabo de leer que la ultraderecha crece en el norte de Italia y que el panadero de Barrio Sésamo se ha muerto. Cuánta infamia junta.