¿Por qué se culpa al número 13?

THIRTEEN AT TABLE.

In many cultures the presence of thirteen at a dinner table is considered unlucky. In part this is due to the general superstitions which surrounded the number, yet it is clear that dining with thirteen is a special concern. The French used to hire an additional dinner (or Quartorzienne) to make up the fourteenth place. At the Savoy Hotel, London, a wooden cat named Kaspar (carved by Basil Ionides, 1926) is set a place at table when a party of 13 sits down to eat. The most obvious source of these concerns must be the Last Supper when Jesus broke bread with his Apostles the night before his death. in ancient Norse mythology thirteen was considered unlucky after the events at a banquet in Valhalla where Baldur was slain after Loki had intruded, thus becoming the thirteenth diner.

Ben Schott, Schott’s Food & Drink Miscellany.

2 opiniones en “¿Por qué se culpa al número 13?”

  1. Caramba, “great minds think alike”. Ayer mismo, mientras metía mis cosas en la taquilla número 13 del Froiz, me puse a pensar en todas las historias relacionadas con el número 13. En la Bella Durmiente, versión de los Hermanos Grimm, el hada mala hubiera sido la invitada número trece (más les hubiese valido haberla invitado). El asesinato de Lucrecia Pérez y la desaparición de las niñas de Alcàsser ocurrió un viernes 13. Y en algún sitio he leído que los idus de marzo en el que asesinaron a Julio César creo que fue un martes y trece, pero no puede ser, pues aunque en otros meses los idus sí caían en 13, en marzo cuadraban el 15.
    Mira tú en lo que piensa una cuando va al supermercado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.