Los nuevos bárbaros

La tolerancia con otras culturas carece de sentido cuando hablamos de teocracias delirantes, déspotas grotescos, opresión y miseria. La represión sanguinaria de El Assad, la brutalidad de Al-Sisi, el sectarismo de los Hermanos Musulmanes, el fundamentalismo saudí, la diplomacia criminal de Catar y la locura asesina del Estado Islámico son lados distintos de una misma figura geométrica. Esta es una guerra por la civilización. El tipo de guerra que perdió Roma.

Enric González, Los nuevos bárbaros.

Aquella mitad

Porque lo cierto es que, a la vez que uno es consciente de sus posibilidades, o de su probable duración, estamos instalados en la vida de tal manera que se nos hace muy costoso abandonar la idea a la que estamos acostumbrados, a saber: la de que tenemos siempre, si no todo, mucho tiempo por delante; y de que lo pasado, lo que ya admite sólo el recuerdo, puede ser otra cosa que —indefinidamente— la mitad, «aquella mitad».
Javier Marías, Aquella mitad de mi tiempo.

Number 10

Pequeños emperadores

De acuerdo con informes publicados por la Academia China de Ciencias Sociales, hoy en día nacen en China ciento veinte niños por cada cien niñas. Todos los niños que yo veía corriendo como locos por mi hotel eran varones, la mayoría más joven de una generación mimada que pronto alcanzaría la mayoría de edad en la República Popular. «Esos son los pequeños emperadores», escribió en el USA Today un reportero que vive en Pekín, y añadió que ellos eran «el resultado más visible de los esfuerzos a veces brutales que hacía China para frenar el crecimiento desbocado de la población». El artículo citaba a un profesor de psicología que decía: «Ellos son los miembros más importantes de la familia…, sólo piensan en ellos mismos y no piensan en los demás».

En una nota para mí, escribí: «Si el gobierno de Estados Unidos piensa que es difícil lidiar con los gobernantes chinos de hoy, que esperé a que estos “pequeños emperadores” lleguen al poder».

Vida de un escritor, Gay Talese

Ruin

(…) As far as I’ve seen, from the bush
In the wilderness, to every known city
I’ve been to Saudi Arabia, dug up Calcutta
So I went to Mozambique, Istanbul, Rio, Rome
Argentina, Chile, Mexico, Taiwan, Great Britain
Belfast, to the desert, Spain
Some little bitty island in the middle of the Pacific
All the way back home, to my town
To my town
Bitching, complaining, yet some people who ain’t got shit to eat
Bitching, moaning, so many people you know what they got

What are we doing?
We’re sitting on a ruin
What are we doing?
We’re sitting on a ruin (..)